¿Qué es el adiestramiento tradicional?

Existen varias formas o métodos de adiestramiento pero, sin duda, la más conocida y utilizada es el adiestramiento tradicional. Este método fue creado por militares para el uso del perro en guerras basándose en el tema de la dominancia y el perro alfa.

El adiestramiento tradicional se basa en la corrección de la conducta a través de castigos en lugar del refuerzo del buen comportamiento a través de premios. Para ello, se acepta el uso de collares de ahorque, púas o eléctricos, los cuales pueden generar daños físicos en el animal si no se usan correctamente o se excede su utilización.

Con esta técnica de adiestramiento basada en el refuerzo negativo se consigue controlar la conducta del perro por miedo a ser castigado y por mediación de la agresividad con el pretexto de que debemos ser el jefe de la manada, el perro alfa. La excusa de los adiestradores que utilizan este método es que trabajan con perros con un carácter o un instinto muy fuerte.

A principios de 1900 se escribieron los primeros “manuales de adiestramiento canino”. Entre ellos, cabe destacar el manual escrito por “Konrad Most”, considerado hoy en día  como el inicio del “adiestramiento tradicional”. En él se habla de cómo poner en práctica el condicionamiento operante, antes que B.F. Skinner publicara su trabajo, y explica técnicas en las que permitir que el perro cometa errores para luego corregirlos mediante un castigo. Posteriormente Bill Koehler y Helmut Raiser popularizaron las técnicas basadas en el castigo positivo, y refuerzo negativo, las cuales se extendieron como la espuma en los 40. Estos métodos de trabajo, hoy en día siguen siendo muy populares sobre todo si nos referimos al campo de la competición.

Si analizamos estas técnicas y sus repercusiones en los perros se observa que aunque en múltiples casos son los principales generadores de problemas y trastornos de conducta, en otras ocasiones han “funcionado” obteniendo buenos resultados en el mundo de la competición y trabajo con perros. Como algunos dicen “es el precio que hemos de pagar para conseguir un perro ganador”.

Este tipo de adiestramiento estaba orientado al entreno y preparación de perros policía y militares, y se aplicaba únicamente sobre individuos seleccionados, los cuales cumplían una serie de requisitos como la capacidad para soportar la presión, el estrés, y el trabajo duro e intenso.

Centro adiestrmiento Vicente Berga

Métodos que utilizan en este sistema de adiestramiento

  • Tirones de correa (usados como castigo)
  • Descargas eléctricas (incluyendo los que muchos llaman “collares educativos”)
  • Golpear al perro (nariz, costado, piernas, etc. ya sea con la mano, periódico o con un palo o bate)
  • Estímulos desagradables como chorros de agua y otras sustancias, sabores amargos o picantes, ruidos fuertes, etc.
  • Todo lo que tiene que ver con “dominancia” en el sentido de intimidar al perro.

Existen numerosos estudios donde queda demostrado que un porcentaje muy elevado de los perros adiestrados con técnicas de castigo, ya sean físicos o verbales, no solo carecen de obediencia sino que presentan un mayor número de problemas de conducta.

Muchos maquillan este sistema mezclando el adiestramiento tradicional con el positivo. Te portas bien o te sientas a la orden, premio; no te sientas a la orden te pego un tirón fuerte, una descarga o un golpe. Pero en definitiva continúan utilizando técnicas que dañan al animal y su fisonomía pudiendo producirles problemas de mayor grado. En el Centro de Adiestramiento Vicente Berga solo se utilizan técnicas de educación en positivo como el clicker.

Deja tu comentario