OCI

OCI (Obediencia de Clase Internacional) es una disciplina de adiestramiento deportivo en la que se trata de profundizar en mayor medida en la relación con nuestro perro, trabajando tanto la compenetración como la disciplina. De esta forma el perro trabaja para agradar y pasarlo bien con su dueño, gracias al refuerzo positivo  que ayudará a que nuestro compañero realice los ejercicios de forma cooperativa.

En este tipo de disciplina no son indispensables ciertas características de raza para realizar los ejercicios sino que cualquier perro es idóneo para participar en las pruebas de Obediencia. Los jueces valoran la velocidad y la perfección con la que se ejecutan los ejercicios, pero teniendo en cuenta las diferentes características de las distintas razas.

En este deporte no existen ejercicios de defensa, solo obediencia y diversión.

Niveles de dificultad

  • Nivel 1: inicio del programa de Obediencia Deportiva.
  • Nivel 2: llegar al máximo nivel del Reglamento de Obediencia – F.C.I.
  • Nivel 3: O.C.I. (Obediencia Clase Internacional) es el más alto, en él se pretende el máximo control del perro y seleccionar para competir en las pruebas R.S.C.E. en una prueba internacional.

¿Sabías que?

Este tipo de competición de obediencia se crea en los países escandinavos en los años 90, en él se busca que el perro trabaje sin presión y alegre, sin mostrar miedos a la hora del trabajo. Sin embargo, requiere de gran implicación tanto por parte del guía como del perro.