Sonia Puga

Cuando decidimos tener perro pensábamos que sería muy sencillo y que teníamos suficiente con la información que obteníamos de internet para enseñarle las típicas cosas que se le enseña a un perro de familia: sentarse ven aquí y poco más. Pronto entendimos que hay una diferencia enorme entre tener un perro y ser un buen dueño, no basta con darle cariño, paseos y una comida de buena calidad.

Los programas de televisión están claramente “preparados” y la mayor parte de la información que encontrábamos en internet no era más que un “copiapega”. Quisimos buscar una profesional de carne y hueso que pudiera resolver nuestras dudas y nos ayudara a “conectar” con Penny. Cuando contactamos con Vicente Berga enseguida vimos que el adiestramiento es inicialmente un 80% trabajo del ser humano y que por tanto los que teníamos que “ponernos las pilas” éramos nosotros, sobre todo en el aspecto de la constancia.

Acudimos semanalmente a sus clases y pudimos ver los avances en Penny que, aunque aún era muy joven y nerviosa, respondió muy bien al adiestramiento. Nos sorprendió la ausencia de castigo físico puesto que siempre habíamos pensado que cuando el perro lo hace mal hay que emplear la violencia. Poco a poco empezamos a ver la realidad, a comprender lo que Penny nos dice sin hablar, sus gestos ,como prever su comportamiento, etc.  Aprendimos a ser unos buenos dueños con ella y ella nos lo devuelve con toneladas de cariño, no hay más que verla para saber que es un perra feliz.

Finalmente conseguimos entrenar lo suficiente como para que con un año y 4 meses de edad nos trajera los anillos en nuestra boda.

Testimonios

  • El adiestramiento no es solo obediencia, es diversión con nuestros amigos los perros y en el centro de adiestramiento Vicente Berga todo eso es posible.

    Victor
    Victor
  • He aprendido lo que mi perro necesita, tanto de ejercicio como de disciplina, puedo ir tranquilo por la calle sin problemas con otros perros ni con personas

    Cristian
    Cristian
  • Gracias a su método de trabajo creas un vínculo de confianza con el perro para que trabaje contigo.

    Luis Maltes
    Luis Maltes

¿HARTO DE QUE TU PERRO NO TE HAGA CASO?

Si eres de los que no puede vivir tranquilo porque tu perro perturba cada uno de tus momentos de relax tenemos la solución a tus problemas. ¡Pídenos información de nuestros cursos y empieza a disfrutar de tu mascota!